Remodelación Ley de Costas Cádiz

La Ley de Costas fue promulgada ya en el año 1988, siendo una de las leyes más importantes de toda la democracia. Pudiendo volver a disfrutar libremente las playas de todo el litoral español sin que se vea afectada su fauna o flora. Como principal objetivo esta ley intenta proteger medioambientalmente la costa, diferenciando claramente entre los tramos urbanos de los playeros. De esta manera se permite la conservación de playas vírgenes, dunas, fauna que ahí habita, etc.

Actualmente y tras alguna que otra reforma, esta ley ha pasado a ser conocida como la Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral y Modificación de Ley de Costas, garantizando como en su primer momento se prometió la protección del litoral español en su totalidad, donde se han construido casas de manera descontrolada y con ella llegaron turistas y los consecuentes problemas que traían consigo, suciedad, ruido y demás problemas que conllevan los raptos alcoholicos de los turistas y es que no solo molestan a los vecinos, sino que también a los cerrajeros Valencia economicos que aunque están haciendo su trabajo, también necesitan su descanso, el caso es que con la Ley de Costas esto ya no pasará. Esto fue aprobado en el Congreso de los Diputados.

Tras la aplicación de esta ley, lo que se prohíbe es cualquier tipo de nueva edificación, tanto en la zona marítima como tal (la playa) como en sus pasos de servidumbre, que deben tener una anchura de 200 metros, anteriormente de 100 metros. Además dejando aparte lo que era claramente evidente que es la prohibición de nuevas edificaciones, es que las ya existentes no pueden aumentar de tamaño, además muchas de ellas por no decir todas, se supone que deberán ser derruidas en un plazo de 75 años de tiempo.

En la zona costera de la Bahía de Cádiz se va a privatizar hasta 24 zonas de 16 municipios diferentes. Lo que todavía no se sabe es si esto sería una importante pérdida no sólo económica, que se lo digan a los cerrajeros Valencia, sino también colectiva. Siendo este un cambio muy radical, pero de todas maneras se piensa que será muy beneficioso para el medio ambiente, a sus zonas salvajes y playas vírgenes. Además esto se perseguirá de una manera judicial, sin permitir (supuestamente) amnistía alguna.